El poder de las tribus en los negocios

posted in: Estilos de Vida | 0
Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Share on LinkedIn0Share on Google+0Email this to someonePrint this page

La segunda mitad del siglo XX estuvo marcada por la división del mundo en dos grandes bloques: URSS y EEUU. Todo problema de orden político, económico y social era observado desde dos perspectivas antagónicas y parecía no haber otras perspectivas intermedias; sin embargo, desde el colapso de la URSS, se puso fin a esa antigua división y, desde entonces, se han forjado nuevos bloques y nuevas formas de organización.

Joel Kotkin (geografo, reconocido internacionalmente y experto en temas y tendencias económicas, políticas y sociales) en su obra “El Nuevo Orden Mundial, sugiere que el nuevo orden mundial puede ser visto a través de un prisma de culturas. Para tener una idea de la forma en que el mundo sobrevive J. Kotkin cita en su obra las palabras de un historiador árabe del siglo XIV Ibn Jaldún: “Sólo las tribus unidas por un sentimiento de grupo pueden sobrevivir en el desierto”. Podríamos pensar que la economía global subsiste en un gran desierto, dada la diversidad de mercados, negocios, nuevos actores y las amalgamas que surgen como producto de su interacción; es precisamente esto lo que describe al mundo moderno, cada vez surgen nuevas formas que responden a la evolución del tiempo y a nuevos escenarios.

Con esa pequeña cita de Jaldún, podemos entender que los lazos culturales son vitales en los negocios ya que reducen los costos de transacción. La lealtad tribal fomenta la confianza, lo que fortalece la afinidad cultural y la comunicación. La forma en que esta escrito un contrato comercial es tan fundamental como saber “leer” a las personas. Aun cuando existan zonas de libre comercio, las redes sociales y las comunicaciones electrónicas nos acerquen cada día mejor, la cercanía y el contacto cara a cara también cuentan. Un hombre de negocios en la india puede entrar en contacto con otros en el sudeste asiático y hacer negocios también en países como EEUU, Taiwán y Shangai.

Por ejemplo, la red cultural china es una de las más importantes y también una de las más antiguas. La influencia de la cultura China se ha visto reforzada por los vínculos chinos existentes en ultramar. Algunos de ellos viven fuera de la China continental. Otros son descendientes de Chinos que se desplazaron al extranjero durante la expansión imperial hace 12 o 15 antes, estableciéndose en lo que ahora conocemos como Indonesia, Vietnam, Malasia y Myanmar. Más recientemente, muchos de ellos huyeron para escapar del régimen maoísta o para buscar calidad de vida en países como EEUU. Todos ellos se comunican con sus pares en diferentes rincones del mundo y por diferentes medios.

Segun J. Kotkin los chinos de ultramar son los mayores inversionistas de la China continental. Aproximadamente el 68% de la inversión extranjera directa (IED) que China recibió en 2009 procedía de lugares en los que los chinos eran el grupo más grande: el primer lugar lugar lo ocupa Hong Kong, Singapur el cuarto lugar y Taiwan el nueve. Los chinos de ultramar también han contribuido a la expansión global de China: África, por ejemplo, está llena de centros comerciales chinos que venden lo ultimo en tecnología.

Este pequeño ejemplo nos da una idea de lo que puede significar el poder de las tribus y la cultura. Sin embargo, también hay limites de las libertades tribales que permiten su coexistencia y asimilación  en culturas y lugares diferentes a las existentes en sus países de origen. Por ejemplo, muchas firmas y empresas reclutan personas basados en méritos y no en lo vínculos sanguíneos; por otra parte, muchos individuos a pesar de mantenerse en contacto con vínculos tribales, son nómadas globales.

Fuente: http://www.joelkotkin.com/

Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Share on LinkedIn0Share on Google+0Email this to someonePrint this page

Escribe un comentario

Tu estas Logueado como para enviar un comentario.